31 may. 2013

Dafuq did I just read? - Indignación máxima

Vale, vamos a ver.
Mantengo desde la última entrada eso de que no es mi estilo ir haciendo reseñas de libros porque no me considero una experta en literatura ni mucho menos. Simplemente me gusta leer, y dentro de los estilos que me gustan, leo muchísimo. Pero como lectora y escritora por hobby que soy, sin ningún tipo de estudios sobre el tema (que aquí una es de ciencias), no me puedo considerar experta.

PERO

Igual que yo considero que -por lo menos por el momento- no soy suficientemente buena como para publicar un libro, hay muchos autores de ahora que deberían replanteárselo.
Estoy empezando a hartarme de leer libros (y esta vez ya no pongo títulos y autores, porque me he encontrado más de uno desde la última reseña) que podrían tener una historia fantástica de ésas que te dejan con la cosilla dentro cuando te los acabas, pero por varias razones, se quedan en libros que tirarías por la ventana sin remordimiento alguno (bueno sí, que los libros son caros y los ebooks más).

Un autor con mala redacción es lo peor. Quiero decir, no se exactamente como va esto de publicar un libro (si alguien lo sabe, que me ilumine un poco, que me gustaría estar algo más enterada), pero creo que uno de los pasos antes de publicar, es que la editorial o quien sea, se lea tu libro, y se entere de qué va y cómo está escrito. Entonces mi duda es: ¿cómo es posible que se publiquen libros con una estructura que no deja nada que desear a las redacciones que se escribían en primaria para contar las vacaciones de navidad? ¡Y ya no digamos con palabras mal utilizadas o faltas de ortografía! Yo me indigno, en serio.

Con la de posibilidades que hay ahora para dar a conocer tus trabajos (blogs, concursos literarios, webs comunitarias para subir tus textos) yo creo que lo mejor es empezar desde abajo, y ahí ya si triunfas, te animas a publicar o lo que sea.

Pero que no es solo culpa de los que escriben eh, ojo. Todo el mundo tiene derecho a intentar conseguir una meta como puede ser publicar un libro. También es culpa de los señores que se las publican. Esta gente tendría que ser un poco mas consciente de lo que esta aceptando y vendiendo con su editorial.

Y ahora me diréis "Pero esto es cuestión de gustos, que no te haya gustado a tí no significa que a otra persona no pueda gustarle". Obviamente. Ya se que si no hubiera gente que lo leyera no los publicarían. 
Entonces dejemos a un lado el tema redacción, obviemos la forma de escribir de los autores. Pero ¿y las faltas de ortografía? por ahí si que no paso. No puede ser tan difícil pasar un corrector por un texto que vas a vender ¿no? 
Y mira, obviemos también eso, a todo el mundo se le puede pasar una falta o dos en un libro de 500 páginas (aunque quiero que conste que si me quejo no es porque haya dos faltas precisamente) ¿Qué pasa con el mal uso del vocabulario? por ejemplo el famoso de sobremanera, o cosas como aterrado de frío en vez de aterido o al revés (que me he encontrado los dos casos). ¿De verdad eso no se revisa antes de publicar? Porque una cosa es que el autor cree una forma de hablar incorrecta para algunos personajes a propósito, y otra que el autor meta en sus textos palabras que quedan "bonitas y cultas" pero que no sabe como usar.


Quizá es que soy una tiquis-miquis, pero no se, como devoradora de libros que soy, encontrarme con una buena historia destrozada por una mala redacción o algo así, me toca los ovarios, qué queréis que os diga.

3 comentarios:

  1. Bien..., después de leer tu entrada he de decir...; QUE ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO!!
    Yo también devoro libros dentro de la temática que me apasiona y también escribo por hobby en uno de mis blogs y si yo intento romperme la cabeza para que no hayan faltas -aunque como dices siempre puede escaparse alguna- y soy muy autocritica y pido a quien lea mis entradas que las comente y las "destruya" si es necesario..., porque no lo hace la gente que tiene posibilidad de publicar sus libros??
    Es algo que nunca entenderé...

    ResponderEliminar
  2. Estoy bastante de acuerdo contigo. Aunque, como siempre, hay matices. En fin, como tú misma has dicho, el vocabulario mal empleado puede ser un recurso en sí, una manera de caracterizar a ciertos personajes y demás. En lo que respecta a las faltas de ortografía, aquí sí que soy algo más estricto. Me molestan bastante. Las tolero, sí, está claro (no tiro el libro por la ventana porque es caro, como tú dices). Pero sí que me hace plantearme el esfuerzo que se ha dedicado a la lectura o relectura del manuscrito antes de publicarlo.
    Pero bueno, al fin y al cabo, lo importante son las historias. Que estén mejor o peor escritas, es secundario, siempre y cuando lleguen a la gente. Ahora, si lo que pasa es lo que tú dices, que el libro se echa a perder porque la estructura no sabe sacarle todo el jugo que podría, pues sí que es una pena, la verdad.

    Y, por último, estoy muy de acuerdo con lo que planteas de comenzar desde abajo, publicando en blogs y cosas así. Como también comparto la opinión de Lena Rabasco (comentario anterior), en lo de ser autocrítico y pedir a la gente que "destruya" tus escritos, siempre de manera constructiva y en pos de mejorar en esto que tanto nos gusta. :)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. No puedo estar más de acuerdo con este post la verdad. En mi caso, a parte de dibujar (como tu ya bien sabes, moza XD) pues a ratos escribo.
    Leyendo tu entrada me ha hecho pensar en la novela que escribí allá en el 2005 y que hoy mismo he terminado de corregir el penúltimo capítulo. ¿Qué pasa? Pues que como tu bien dices, muchas veces no se revisa la ortografía o las expresiones,o se tiene falta de conocimientos o práctica. Estoy segura que más de alguna editorial se ha leído una sinopsis y como han salido todos contentos pues, a publicar.

    Es bueno empezar por lo bajo y aunque si viene a ser verdad que perfeccionar la técnica de la escritura es arduo y jodidamente trabajoso, el resultado final siempre va a ser más gratificante que bazofias que se terminan leyendo por ahí hoy en día : |.

    Y ya no sólo hablamos de ortografía o la forma de llevar las tramas y subtramas...si no qué cojones le estás contando a la gente y cómo.
    Soy una persona muy tiquismiquis también y con obras como 50 sombras de GAY me replanteo por qué eso de ser escritor se ha extendido tanto...antes al menos se escribía y quien lo hacía solía hacerlo estupendamente bien...

    ...estos son otros tiempos u_uU

    ResponderEliminar